Una casa, junto con su decoración, es el reflejo perfecto del dueño o dueños. Así que, elegir el color con el que todo estará combinado puede ser un poco difícil para algunas personas.
Así que, te tenemos algunos consejos que podrás seguir para tomar en cuenta el espacio, el ambiente que quieres crear y otros aspectos que son igual de importantes.

Las dimensiones son importantes:
Si el espacio es un poco reducido, lo mejor es utilizar colores no intensos. Por otro lado, intentar con colores fríos es la mejor manera de aprovechar este espacio.

La orientación de la habitación:
Si la habitación está orientada hacia el norte, lo mejor es utilizar colores cálidos porque recibirá poca luz natural. Por otro lado, si está orientada hacia el sur, podrás optar por colores más fríos.

¿Cuánta luz natural recibe?:
Este punto es clave para elegir un buen color para la habitación. Si recibe luz solar durante muchas horas al día, lo mejor es utilizar colores más oscuros. Si entra sólo claridad, lo mejor es optar por colores tenues.

¿Cuál es tu estilo?:
Si te gusta un estilo más contemporáneo, lo mejor para ti son los colores fríos o neutros, como los azules o grises. Si eres una persona con un gusto más clásico, podrás utilizar los colores cálidos, como el color arena.

Un color para cada habitación:
Aunque no lo creas, es importante tener en mente que cada habitación tiene que tener un color predominante para que estimule los sentidos. Por ejemplo, en una habitación para dormir, lo mejor es utilizar colores neutros para crear un ambiente relajado.

Sin duda alguna, hay muchos aspectos que se tienen que tocar a la hora de decorar un hogar, pero lo importante es hacerlo con tu estilo y crear el ambiente perfecto para tu casa.

https://www.ruba.com.mx/blog-detalle.php?YXQ9NDc2

1